Querido lector, la bolsa está oficialmente loca. Por eso, hoy te traigo dos cosas que puedes hacer para no perder tú también la cabeza.

Desde noviembre del año pasado el S&P500 ha perdido un 15%, el NASDAQ un 25% y la mayoría de empresas de alto crecimiento entre un 60% y un 90%.
Si tuviera que resumir el baño de sangre que estamos viendo en los últimos meses, creo que sería algo así:

-¿Me vendes tu casa por 500.000€?
-¡No! ¡Me gusta mucho mi casa! No quiero venderla.
-¿Me la vendes por 400.000€?
-¡Estás loco? ¡Si hace un momento me ofrecías más!
-¿Me la vendes por 300.000€?
-¡Sí! ¡Te la vendo! ¡Quédatela! ¡No puedo seguir perdiendo dinero!

Absurdo, ¿verdad? Recuérdalo la próxima vez que abras tu aplicación de bolsa favorita y solo veas rojo.
En estas circunstancias, yo te recomendaría un par de cosas:

  1. Olvídate de la bolsa. Aprovecha para pasar tiempo con la familia, los amigos, disfrutar de una cerveza fría o de un atardecer. Mejor ver una puesta de sol que acabar vendiendo tu casa por 200.000€.
  2. Sigue invirtiendo como tuvieras planificado. Aunque cueste. Si compras empresas extraordinarias a largo plazo, que se hunda la bolsa es buena noticia. Tienes más empresa por menos dinero. (Si quieres hacerte rico a corto no, claro, pero no deberías ser un trader).
    Dicho esto, ya sé que no es nada fácil.

Ver como tus inversiones pierden un 15% cada día da miedito. Y curiosamente invertir cuando la bolsa no para de subir es fácil, pero hacerlo cuando no deja de bajar es super difícil.

Pero el dinero en bolsa se hace así.

En 2032 mirarás hacia atrás y te dirás a ti mismo: ¡que oportunidad más increíble fue el crash del ‘22!

La diferencia entre que a continuación te enjugues las lágrimas o le des otro sorbo a tu caipiriña será… ¿la aprovechaste?

P.D.: No, no sé cuándo dejará de bajar la bolsa por mucho que me preguntes. Ni yo ni nadie. Y si alguien te dice lo contrario, miente.

0 0 votos
Valora el artículo