Warren Buffet ha conseguido un 20% de rentabilidad anual desde 1965.

Eso es más del doble que la rentabilidad del S&P500 en el mismo período.

Por algo le llaman el Oráculo de Omaha.

¿Quieres saber qué está haciendo el Oráculo mientras el mercado se hunde?

 

Comprar.

El 26 de febrero, Buffet informó a sus accionistas de que no encontraba oportunidades en las que invertir.

En los días siguientes, el mercado se hundió y Buffet compró acciones por nada más y nada menos que 41.000 millones de dólares.

Es su mayor compra desde la crisis de 2008. Y supone un cambio sustancial para su fondo, Berkshire Hathaway, que lleva años acumulando una pila ingente de dinero sin invertir.

¿Por qué este cambio?

 

Buffett es un inversor “value». Compra grandes empresas precios de ganga con la idea de mantenerlas en cartera para siempre.

El problema es que, desde hace años, la bolsa estaba demasiado cara para su gusto, lo que le ha obligado a mantener una parte significativa de sus recursos en efectivo.

Pero ese tiempo ya pasó.

 

Una de las frases más famosas de Buffett es:

«Sé temeroso cuando los demás sean avariciosos y avaricioso cuando los demás sean temerosos».

Lo que estamos viendo es a Buffett haciendo de Buffett.

El genio que ha conseguido un 20% de rentabilidad anual los últimos 60 años está siendo avaricioso mientras el mercado se llena de miedo.

¿Y tú, qué vas a hacer?

 

Decidas lo que decidas, déjame hacerte una sugerencia:

No canceles tus aportaciones periódicas.

Los mercados bajistas son la razón por la que invertir con aportaciones fijas periódicas es la mejor alternativa para la mayoría de inversores.

 

P.D.: Por si te interesa, Buffett ha comprado, entre otras, acciones de $CVX, $KO, $AXP, $OXY y $ATVI. Pero lo que es mejor para Buffett puede que no sea lo mejor para ti. Si quieres saber cuáles de estas podrían ser una buena inversión y descubrir muchas otras acciones con potencial de multiplicar su valor, sígueme y suscríbete a nuestra newsletter.

0 0 votos
Valora el artículo